Para disfrutar con amigos o con la familia, estos bizcochitos son muy fáciles de hacer y además es una receta rápida.

Ingredientes:

500 g de harina 000

150 g de manteca blanda o margarina

250 cc de agua

15 g de levadura fresca (o 5 de levadura seca)

15 g de sal

1 cucharadita de miel

En un bol mezclaremos la levadura con la mitad de la harina, el agua y la miel. Dejamos reposar tapado con un repasador hasta que comience a espumar.

Cuando esté listo lo mezclaremos con el resto de los ingredientes hasta que se forme una masa uniforme. Luego la ponemos en un bol, la tapamos con film y la dejamos levar por una hora.

Una vez levada, la desgasificamos y la estiramos de forma rectangular sobre una superficie enharinada. La doblamos a la mitad y repetimos ese paso dos o tres veces, para que tome un aspecto hojaldrado.

Estira y corta de la forma de desees. Ponlos en una placa y déjalos descansar por 30min.

Pasado ese tiempo puedes llevarlos a horno precalentado a 180° por 12 o 15 min o hasta que estén dorados.

Y si logras resistir la tentación déjalos enfriar en una rejilla antes de comerlos.