Una receta fácil para aquellos que comienzan con la panadería. Este pan es muy fácil de hacer y tiene muy pocos ingredientes.

Ingredientes:

Harina de fuerza 500 g

Levadura fresca de panadería 6 g

Sal 10 g

Agua 325 ml

Semillas de sésamo al gusto

En un bol mezclamos la harina de fuerza, la levadura desmenuzada y la sal. Vamos añadiendo el agua de a poco y uniendo sin amasar.

Lo dejaremos descansar por 12 horas. Aunque parezca mucho, tienes que dejarlo por ese tiempo para que leve lo suficiente, ya que tiene muy poca levadura.

Cuando haya pasado ese tiempo, pondremos sobre la mesada enharinada, estiraremos y haremos un bollo. Si quieres ponerle semillas puedes hacerlo después de que tengas el bollo terminado ya que deberás dejarlo descansar tapado por 2 horas o hasta que doble su tamaño.

Pasado ese tiempo lo llevaremos a un horno precalentado a 180° por 50 min. Para saber si el pan está listo, una vez que salga del horno lo golpeas en la base y si suena hueco ya está listo.