Un clásico de la panadería. Esta receta es perfecta para el mate y para esos días de lluvia en que nos encontramos aburridos con muchas ganas de comer algo rico.

Ingredientes:

Harina 0000…500 grs.

Levadura…30 grs.

Leche…80 ml.

Azúcar…100 grs.

Huevos…2 unidades

Manteca…125 grs.

Esencia de vainilla…c/n

Sal…1 pizca

Aceite para freír…c/n

En un bol disolveremos la levadura en la leche tibia, luego agregaremos los huevos, azúcar, esencia de vainilla y mezclaremos todo. Cuando esté todo incorporado, agregaremos la haría y la sal.

Por ultimo agregamos la manteca y comenzamos a amasar, no te desesperes si ves que se pega. No le agregues harina, solo sigue amasando y verás como poco a poco se comienza a despegar de la mesada y de tus manos.

Coloca la masa en un bol, tápala y déjala reposar por 20min.

Una vez descansada cortaremos bollos de unos 30gr aproximadamente o del tamaño que quieras. Los podremos en una placa y los dejaremos reposar hasta que duplique su tamaño.

Para terminar, lo freiremos en aceite caliente hasta que queden doradas. Al sacarlos del aceite los pasaremos por azúcar.

Si eres muy goloso, una vez frías puedes rellenarlas con dulce de leche o con crema pastelera. Y listo!