Esta es la clásica receta de tortas fritas que todos conocemos. Esas que todos queremos comer en un día frío o de lluvia. Ideales para compartir en una reunión familiar mientras compartimos una charla agradable.

Ingredientes:

Aceite para freír c/n.

200 g de azúcar.

125 g de harina.

125 g de harina leudante.

150 cc de agua tibia.

15 g de grasa vacuna refinada.

3 g de sal.

Ralladura de un limón y una naranja (opcional)

Mezclamos las harinas junto a la sal sobre una mesada, hacemos un huequito y en el centro colocamos el agua tibia y la grasa derretida. Amasamos bien hasta integrar todo y dejamos descansar tapada por algunos minutitos.

Estiramos más o menos de 1cm y cortamos (las puedes hacer redondas con un cortesito en el centro o de la forma que quieras).

Luego las freímos hasta que se doren, cuando salen del aceite las pasamos por papel absorbente. Luego las rebosamos con azúcar, ralladura de naranja y limón si lo deseas. También puedes dejar sin rebosar y que queden saladas. Eso es a gusto personal.

No es una receta difícil de hacer y a todo el mundo le encantará. Sentirás mucha satisfacción al verlas terminada y compartirlas con tus seres queridos.